Comparativa en cuestiones sociales entre PP y PSOE

La reforma de la fórmula electoral planteada por Rubalcaba en las pasadas elecciones del 20-N de 2011 para que sea totalmente proporcional como en Alemania aplicando la fórmula Saint-Lague, permitiría que partidos nacionales como UPyD e Izquierda Unida ocupasen su lugar en el Congreso de los Diputados siendo nuestro sistema electoral más proporcional, y por lo tanto, más justo que haría que los nacionalistas dejasen de estar sobrerrepresentados mientras que UPyD e Izquierda Unida ya no estarían infrarrepresentados. UPyD podría pasar a ocupar el lugar de un Partido Liberal como en Alemania, Izquierda Unida junto con Equo pasarían a ser como el Partido Verde alemán con una amplia democracia interna en donde las bases eligen a sus representantes y definen las líneas programáticas a seguir por el partido, así como que existe una rotación de cargos para permitir que haya una mayor participación en los puestos sin que nadie sea excluido. La otra propuesta de Rubalcaba de hacer listas cerradas pero no bloqueadas permitiría que los ciudadanos pudieran elegir a sus representantes favoritos y eso mejoraría la relación entre electores y elegidos, ya que éstos tendrían que rendir cuentas de su trabajo en el Congreso y de las leyes que hayan apoyado. Desde luego, estas dos medidas que estaban en el Programa Electoral del PSOE harían de nuestro sistema democrático más avanzado y eficaz.Por su parte, la ley de igualdad recoge políticas activas en el sector público y privado que buscan incentivar que las mujeres vayan ocupando puestos de responsabilidad en las empresas, pues no es de recibo que el 60% de las personas que tienen título universitario sean mujeres y sólo haya un 3% en los puestos directivos. El Estado garantiza que tenga que haber un porcentaje mínimo de mujeres en órganos directivos. Cabe decir para poder hacer una repaso cronológico que en 1984 el PSOE aprobó la universalización de la educación hasta los 16 años eliminando la religión como materia obligatoria de la enseñanza pública con la “ley del derecho a la educación”. Esta medida permitió que las mujeres accediesen a la educación por primera vez; 28 años después se constata que ha sido todo un éxito para el avance de los derechos de las mujeres.

En cuanto al aborto los organismos internacionales como Naciones Unidas y la UE apuestan por la vía de legalizar el aborto por plazos ya que se abortaría con una serie de garantías, cosa que cuando las mujeres van a hacerlo de forma alegal no tienen ninguna garantía y corren riesgo tanto ellas como el feto. Además la ley es mucho más amplia y recoge la salud sexual y reproductiva, es decir, el derecho al desarrollo de la sexualidad de las mujeres y su derecho a la procreación con la introducción de Educación para la Ciudadanía, una propuesta de la Unesco buscando una sexualidad sana (uso del preservativo, etc.). En cuanto al apartado más polémico de las chicas de 16 y 17 años que puedan abortar no es tan simple, lo transcribo;
“Cuarto.–En el caso de las mujeres de 16 y 17 años, el consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo les corresponde exclusivamente a ellas de acuerdo con el régimen general aplicable a las mujeres mayores de edad.

Al menos uno de los representantes legales, padre o madre, personas con patria potestad o tutores de las mujeres comprendidas en esas edades deberá ser informado de la decisión de la mujer.

Se prescindirá de esta información cuando la menor alegue fundadamente que esto le provocará un conflicto grave, manifestado en el peligro cierto de violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones, malos tratos, o se produzca una situación de desarraigo o desamparo.”

Otro apartado dice: “Son requisitos necesarios de la interrupción voluntaria del embarazo: Primero.–Que se practique por un médico especialista o bajo su dirección. Segundo.–Que se lleve a cabo en centro sanitario público o privado acreditado. Tercero.–Que se realice con el consentimiento expreso y por escrito de la mujer embarazada o, en su caso, del representante legal, de conformidad con lo establecido en la Ley 41/2002, Básica Reguladora de la Autonomía del Paciente y de Derechos y Obligaciones en materia de información y documentación clínica.”

Existe también un comité clínico formado por especialistas, es decir, una serie de garantías que sólo pueden existir si se regula por ley. En este sentido, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en su sentencia de 20 de marzo de 2007 en la que se afirma, por un lado, que «en este tipo de situaciones las previsiones legales deben, en primer lugar y ante todo, asegurar la claridad de la posición jurídica de la mujer embarazada» y, por otro lado, que «una vez que el legislador decide permitir el aborto, no debe estructurar su marco legal de modo que se limiten las posibilidades reales de obtenerlo». En cuanto a la Unión Europea, “el Parlamento Europeo ha aprobado la Resolución 2001/2128(INI) sobre salud sexual y reproductiva y los derechos asociados, en la que se contiene un conjunto de recomendaciones a los Gobiernos de los Estados miembros en materia de anticoncepción, embarazos no deseados y educación afectivo sexual que tiene como base, entre otras consideraciones, la constatación de las enormes desigualdades entre las mujeres europeas en el acceso a los servicios de salud reproductiva, a la anticoncepción y a la interrupción voluntaria del embarazo en función de sus ingresos, su nivel de renta o el país de residencia.” Como viene recogido literalmente en el Preámbulo de dicha ley.

John Adams dijo que el conflicto viene intrínseco con la libertad, vamos que viene de serie. ¿Por qué? Pues muy simple, cada persona es única con su propia forma de pensar, de sentir, con sus creencias, etc, etc, y desde el momento en que somos libres siempre va a haber conflicto porque se confrontarán diferentes formas de pensar, de ahí que vivamos en una democracia representativa pues es imposible que 45 millones de personas lleguen a un consenso sobre todos los asuntos. La política es una forma de solucionar los conflictos, otra la guerra.

El matrimonio homosexual es un derecho que habilita a las personas para disfrutar de una serie de derechos, pero en ningún caso impone. Que dos personas del mismo sexo se casen no implica que no pueda haber matrimonios heterosexuales. La libertad de una persona termina donde comienza la libertad de la persona de al lado. Y en cuanto al matrimonio culturalmente en un país como España con una larga tradición católica representa la máxima expresión de amor. Así que, si una persona homosexual desea casarse y quiere que se llame matrimonio ¿Por qué tiene nadie que decir cómo ha de llamarse la relación de otras personas? El matrimonio para la Iglesia como institución humana y social con una historia larga a sus espaldas se erigió como el centro de la religión. ¿Por qué? Porque garantiza la supervivencia de la especie mediante la procreación, por eso según el derecho canónico dice que una persona que es impotente y no puede tener hijos nunca podrá estar casada a los ojos de Dios, ya que el matrimonio se consuma en el acto carnal, es decir, en la procreación. Quizás ya hemos avanzado lo suficiente como para seguir pensando eso.

Un artículo que ilustra las diferencias en materia social entre PSOE y PP fue publicado en eldia.es: Lo que más queremos los ciudadanos: avances sociales, salud y atención a las personas mayores.

Anuncios

Acerca de luiscasas

Licenciado en Periodismo y Técnico Superior en Secretariado, me interesan temas de cultura general y actualidad
Esta entrada fue publicada en Historia, Política, Sociedad y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s